Los senadores por Tierra del Fuego, María Rosa Díaz y José Carlos Martínez adhieren al comunicado emitido por el FONAF (Foro Nacional de la Agricultura Nacional) mediante el cual se repudian los hechos sucedidos el 23 de noviembre a la vera de la Ruta 86 en Formosa, que tuvo como saldo la muerte de dos aborígenes de la comunidad La Primavera del Pueblo Qom y de un policía.
Repudio de Díaz y Martínez a la represión en Formosa
09/01/2012
Foro Nacional de la Agricultura Nacional

Repudio de Díaz y Martínez a la represión en Formosa

Los aborígenes mantenían cortada la ruta nacional 86, en reclamo por la tenencia de unas 600 hectáreas de tierra, que aseguran es propiedad ancestral de esa comunidad, cuando fueron violentamente desalojados por la policía provincial.

 

El FONAF también denuncia al Gobierno de Formosa, a su policía y a sus tribunales por “la falta total de escrúpulos para con la población y la tergiversación que hacen a través de los medios de comunicación, de una situación que nunca pretenderían resolver”.

 

Asimismo, las Organizaciones integrantes del Foro apelan “a la política de Derechos Humanos del Gobierno Nacional, para que esto no se vuelva a repetir, así como también al Congreso Nacional para que sancione una ley de freno a los desalojos, y una ley de tierras que priorice la función social de la TIERRA”.

 

COMUNICADO COMPLETO DEL FONAF

 

Otra vez la muerte en un conflicto por la Tierra:

 

Desde el FONAF queremos expresar nuestro más enérgico repudio a la represión sufrida el pasado martes por la comunidad La Primavera del Pueblo Qom, mientras estaban defendiendo pacíficamente sus derechos ancestrales en un corte de ruta que se mantiene desde hace meses y donde nuestros compañeros fueron víctimas de la más cruel violencia perpetrada por la policía provincial y que tuvo como saldo a dos compañeros de la comunidad y un policía muertos.      

 

Los terribles hechos sucedieron a la vera de la Ruta 86 en Formosa, a pocos kilómetros del Municipio de Laguna Blanca, zona donde a principios de este año  se incrementó el conflicto a raíz del anuncio del gobierno provincial de construir una universidad agro-técnica y del reclamo de la familia Celia, en el territorio reivindicado históricamente por la comunidad La Primavera.

 

A través de este comunicado queremos denunciar al Gobierno Provincial, a su policía y sus tribunales por la falta total de escrúpulos para con la población y la tergiversación que hacen a través de los medios de comunicación, de una situación que nunca pretenderían resolver, a pesar de las leyes que existen, como la 26.160 de emergencia territorial para la protección de los Pueblos Originarios. Más bien son los instigadores y los cómplices de que los desalojos forzosos proliferen contra los más débiles a cambio de conservar sus privilegios. Situaciones como esta que repetidamente venimos denunciando sin ser escuchados, nos motivan a pensar que simplemente se pretende que dejemos de existir, que desaparezcamos como pueblos y como luchadores, es imperdonable que seamos silenciados de manera tan baja.

 

Por ello las Organizaciones que participamos del FONAF exigimos al Gobierno Nacional que tome las medidas del caso ya que este tipo de situaciones se repite a lo largo y a lo ancho del territorio Nacional con las mismas consecuencias, así como también alertamos sobre cualquier tipo de represalias futuras contra los pobladores de La Primavera, en especial contra el dirigente Félix Díaz y de los compañeros que fueron detenidos. No podemos tolerar que sea moneda corriente para los pueblos indígenas, los campesinos y agricultores familiares la violencia organizada y muerte que los despoja constantemente de sus derechos humanos más básicos. 

 

Desde el Foro Nacional de Organizaciones de la Agricultura Familiar apelamos a la política de Derechos Humanos del Gobierno Nacional, para que esto no se vuelva a repetir, así como también instamos al Congreso Nacional a sancionar nuestra ley de freno a los desalojos, y una ley tierras que priorice la función social de la TIERRA, donde la tierra sea para quien la trabaja, que exista reparación a los pueblos y comunidades indígenas y campesinas, para  que las familias y comunidades puedan permanecer en sus territorios y vivir dignamente sin ser despojadas y expulsadas.

 

 

Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
60%
Es equivocada
40%
Cargando...