Unos 80 preadjudicatarios del Plan Arraigo Juvenil en Ushuaia, a los que aún no se les entregó sus lotes, cuestionaron  la decisión del IPV de llevar a 200 pesos el valor del metro cuadrado de los terrenos que en 2006 y 2008 se abonaron en 73 pesos.  Los beneficiarios le solicitaron al presidente del organismo José Luis Giudice se revea el monto establecido y se les conceda una audiencia.
Beneficiarios de terrenos del Plan Arraigo criticaron suba del valor de sus lotes
09/01/2012
Instituto Provincial de la Vivienda

Beneficiarios de terrenos del Plan Arraigo criticaron suba del valor de sus lotes

La nota agrupa a los preadjudicatarios con mensura definitiva y provisoria resuelta por un sorteo del IPV el pasado 15 de junio.  A todos los unió el precio que se pretende cobrar por un plan de viviendas que “largamente se excedió en el tiempo” para la entrega de las soluciones habitacionales prometidas en julio de 2001 por el entonces presidente del IPV Mario Daniele.

En el escrito que será presentado en los próximos días, se menciona el “cumplimiento parcial por parte del IPV” y se destaca que los últimos en acceder a las soluciones habitacionales comprometidas hace más de una década serán los que más abonen por sus terrenos.

El reclamo de los 74 beneficiarios del Arraigo Juvenil tiene que ver con que quienes resultaron favorecidos en los sorteos realizados en 2006 y 2088 pagaron sus terrenos en un valor cercano a los $73 el metro cuadrado mientras que en los últimos casos se los pretende llevar a 200 pesos por metro cuadrados en terrenos con una superficie promedio de 250 m2.

“Entendemos que este incremento no se condice con la tasa de aumento que percibió el rubro de la construcción desde que se efectuaron las ventas de los lotes de las anteriores camadas hasta la fecha”, expresaron los beneficiarios en la nota.

Allí también se resaltó que el Plan Arraigo Juvenil apuntó en sus inicios a “cubrir un fin social, y que por lo tanto, aunque el precio que se pretende cobrar por los lotes guardase una proporcionalidad con los costos reales de las obras, el traslado de ese incremento no puede aplicarse a rajatabla en contra de los beneficiarios”.

Los beneficiarios tampoco consideraron razonable que se incorpore en el cálculo del valor de los terrenos alguna variable relacionada con los precios que maneja el mercado inmobiliario para la zona donde se emplazan los proyectos de urbanización del Plan Arraigo.

“Expresamos que no es justo hacer cargar con las conscuencias del paso del tiempo a la parte que ha actuado diligentemente en este asunto. Es el IPV quien incurrió en la demora en entregar los terrenos y ahora se está buscando que seamos nosotros quienes soportemos las consecuencias de sus años de inacción”, resaltó el escrito.

Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
60%
Es equivocada
40%
Cargando...