Una joven de 23 años fue hallada muerta en una pensión de la calle Marco Zar al 300. Estaba desnuda en su cama y había dejado la ducha abierta. Una amiga la encontró y suponen que se quedó dormida antes de bañarse. No obstante mientras realizaban pericias técnicas verificando el tiraje de la chimenea determinaron que el vecino de la planta alta también había fallecido. La empresa Camuzzi constató instalaciones precarias en la red y retiró el medidor de gas de la pensión. Una mala combustión del calefón habría ocasionado la tragedia.
Dos muertos en una pensión por acción letal del monóxido de carbono
09/01/2012
Tragedia en Ushuaia

Dos muertos en una pensión por acción letal del monóxido de carbono

Una joven y un hombre fueron encontrados muertos carbono en una pensión ubicada en la calle Marzo Zar 369 de la ciudad de Ushuaia, aparentemente por acción del monóxido de informaron fuentes policiales.

La primer víctima en ser hallada fue Alicia Santillán (23), quien fue encontrada sin vida por una amiga que había concurrido a la pensión a visitarla. Debido a que no abría la puerta, la mujer que había concurrido a su encuentro hizo ingresar por un ventiluz a su hija menor para que abriera la puerta desde el interior. Tras esta acción vino el cuadro siniestro, debido a que Santillán estaba sin vida, desnuda en su cama, mientras que en el baño la ducha estaba abierta.

Su amiga dijo a la policía que al abrir la puerta pudo advertir un fuerte olor a gas, e inclusive una vecina comentó que había oído que la joven había abierto la ducha alrededor de las 0 horas y la misma había permanecido abierta durante toda la noche. Los investigadores presumen que Santillán se predisponía a bañarse, aunque previamente se habría recostado en su cama y se quedó dormida. La mala combustión en el calefón habría originado que muriera por inhalación de monóxido de carbono.

Cuando todos pensaban que la víctima era una...

En momentos que la policía verificaba el habitación de la joven y las circunstancias del hecho, nada hacía presagiar que en la planta alta de la pensión había otra víctima del monóxido de carbono.

Los integrantes de la Policía Científica estaba siguiendo el conducto de tiraje del calefón cuando comenzaron a golpear la puerta de la habitación del vecino de Santillán. Ante la insistencia en el llamado y no obtener respuesta de su morador, los uniformados ingresaron por la fuerza y se encontraron con el cuerpo de Juan Ramón Ríos de 44 años. El mortal gas se había trasladado hasta su habitación mientras dormía y había dado muerte a Ríos, quien se desempeñaba como albañil.

La policía solicitó la presencia de integrantes de la empresa Camuzzi Gas del Sur cuyos técnicos detectaron que la instalación de la red de gas era precaria, motivo por el cual determinaron retirar el medidor de la pensión hasta tanto lo disponga la justicia.
Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
37%
Es equivocada
63%
Cargando...