La calle Yaganes debió ser parcialmente destruida para poder extraer palos y piedras que habían sido tiradas en la boca de una alcantarilla que canaliza el chorrilo que desciende desde la zona alta y se interna en las tierras de la Base Naval Ushuaia. Al parecer todo habría comenzado con el juego de unos niños que intentaban realizar una laguna en la Plaza del Crucero ARA General Belgrano. Para ello colocaron palos y piedras en la boca de una alcantarila del chorrillo que atraviesa dicho espacio verde. El chorrillo desbordó hacias las calles centricas durante el jueves y el viernes una cuadrilla Subsecretaria de Servicios Públicos debió trabajar durante varias horas para solucionar el inconveniente.
Una travesura de niños que le costará caro al municipio
09/01/2012
Debieron romper parte de la calle Yaganes por el taponamiento de un chorrillo

Una travesura de niños que le costará caro al municipio

La calle Yaganes debió ser parcialmente destruida para poder extraer palos y piedras que habían sido tiradas en la boca de una alcantarilla que canaliza el chorrilo que desciende desde la zona alta y se interna en las tierras de la Base Naval Ushuaia, la que habría sido generada por niños que intentaban realizar una laguna en la zona según se informó desde el propio municipio.

Según se informó a traves de un comunicado del municipio un juego de niños, generó el taponamiento de un chorrillo y el cierre de la calle Yaganes durante la jornada del viernes. Por tal motuvo 2 maquinas y un grupo de 10 personas estuvieron trabajando para resolver la obstrucción que produjo que las calles céntricas de la ciudad se viera surcadas por un río de agua de deshielo durante la jornada del jueves. El viernes media calzada de Yaganes debió ser rota para poder llegar a la alcantarilla y así poder sacar los palos y piedras que habían taponado el conducto.

Al parecer las altas temperaturas registradas durante el miércoles y jueves de la semana pasada produjeron que la nieve y el hielo de la montaña se fundieran con mayor celeridad y a su vez, se registrara un incremento en el caudal de agua de los arroyos y chorrillos que discurren hacia la Bahía.

Aunque esta situación no es regular para esta época del año, tampoco genera problemas secundarios en la ciudad, toda vez que los alcantarillados y entubamientos de los cursos de agua posee el diámetro suficiente como para que no se desborden, ni se obstruyan.

Sin embargo, cuando un grupo de niños decidió cerrar el paso del chorrillo que cruza la plazoleta Crucero ARA General Belgrano, para generar una laguna y disfrutar del agua y del calor, las maderas y planchas de telgopor colocadas, impulsadas por la presión, cerraron definitivamente el ducto y sin otra alternativa que la de subir hasta la altura de la calle Yaganes, el agua comenzó a bajar por la arteria y buscando la pendiente a discurrir por San Martín y surgir por las bocas de tormenta en su intersección con 25 de Mayo.

Por tal motivo, 10 operarios de la Subsecretaria de Servicios Públicos junto a 2 retro excavadoras estuvieron trabajando el viernes en la desobstrucción del chorrillo, lo que llevó a cerrar la arteria, levantar el pavimento, realizar una excavación superior a los 2 metros de profundidad, extraer unos 20 metros cúbicos de suelo consolidado, para llegar al alcantarillado, abrirlo y quitar el material que lo obstruía y posibilitar que el agua siguiera su curso por los terrenos de la Base Naval Ushuaia.

Habilitada solo una mano, los trabajos realizados en Yaganes al 500, tienen previstos su continuación este lunes tanto para cerrar nuevamente el entubamiento, como para cubrir la carpeta asfáltica de la calle.
Lo cierto es que la travesura costará varios miles de pesos para la comuna dado que se deberán afrontar el pago de repavimentación y el arreglo de la vereda que tambien se vio afectada por los trabajos.
Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
63%
Es equivocada
37%
Cargando...