El Tribunal de Juicio de Ushuaia absolvió a Oscar Alberto Zapata, el soldador a quien se le adjudicaba haber originado el incendio que derivó en la explosión del depósito de Ingeniería Guerra en marzo de 2002 mientras reparaba un tanque de combustible. La pericia dejó entrever que el incendio pudo haber sido generado por el contacto de combustible con una lámpara portátil colocada cerca del grifo del tanque cisterna. Además Zapata no tenía conocimiento de la existencia de explosivos dentro del galpón. Los transportistas y aduaneros sospechados de haber contrabandeado el explosivo hacia la Isla, habían sido absueltos años atrás por la Justicia Federal.
Un acto de justicia: a 9 años de la explosión en Ingeniería Guerra, absolvieron al soldador
09/01/2012
Sentencia de omisión de debate

Un acto de justicia: a 9 años de la explosión en Ingeniería Guerra, absolvieron al soldador

El Tribunal de Juicio en lo Criminal del Distrito Judicial Sur (Ushuaia) absolvió a Oscar Alberto Zapata a quien se lo hacía responsables de haber dado origen al incendio que terminó originando la explosión en el galpón de Ingeniería Guerra, el 13 de marzo de 2000, y que dejara como saldo 3 muertos – entre ellos el bombero Diego Sánchez – y más de 40 heridos.

 

La resolución absolutoria vino a convertirse en un verdadero acto de justicia sobre la persona de Zapata, sobre todo porque más allá de la duda generada a partir de la pericia sobre el inicio del fuego y su autoría, era la única persona que continuaba imputada a 9 años del trágico episodio. Todo ello debido a que la Justicia Federal de Bahía Blanca había absuelto años atrá a los transportistas y agentes aduaneros que estaban imputados por ese entonces de haber contrabandeado los explosivos de Ceferino Guerra hacia Tierra del Fuego. 

 

Si bien quedó demostrado que los 800 kilogramos de explosivo que pusieron en vilo a la capital fueguina aquel 13 de marzo habían ingresado a la provincia figurando en la guía de removido como matafuegos, parece ser que las pruebas no alcanzaron para condenar a nadie por el presunto contrabando. Además, de haber resultado condenados, principalmente los funcionarios de la Aduana, hubiese generado un escándalo mayúsculo a nivel país, toda vez que se ponía en tela de juicio la falta de controles. Ello además de despertar la suspicacia general sobre posibles “arreglos” entre funcionarios y transportistas para traspasar las fronteras del país.

 

Lo cierto es que la pericia bomberil efectuada por la Policía de la Provincia tras la trágica explosión, determinó que era muy probable que el incendio se hubiese iniciado a partir de los trabajos de soldadura que efectuaba Zapata. No obstante también se admitió que fue encontrada en el lugar del siniestro una lámpara portátil cerca del tanque cisterna. Al ser consultados los peritos sobre si el fuego se podría haber iniciado a partir del contacto de la lámpara encendida con el combustible – que estaba siendo utilizada por el ayudante de Zapata, Daniel Candarle (una de las víctimas fatales) – respondieron afirmativamente aunque aclarando que para ello debieron darse las combinaciones “de temperatura, oxigenación y cantidad de líquido”.

 

Ante dichas circunstancias periciales, es que el juez Alejandro Pagano Zavalía, consideró que no quedó debidamente probado si el fuego se inició a instancias del accionar de Zapata que estaba manipulando una soldadora o por la utilización de la lámpara portátil que utilizaba Canderle, a 7 metros del imputado, y que estaba muy cerca del grifo por donde evacuaban el combustible del tanque cisterna que luego sería soldado.

 

Según la normativa judicial ante la existencia de duda sobre la autoría de un hecho, la misma debe jugar a favor del acusado, motivo por el cual fue absuelto de los cargos que se le imputaban.

 

Durante los primeros años la Justicia Federal tuvo la totalidad de las actuaciones en su poder hasta que decidió particionar la misma argumentando una cuestión de competencia y elevó en 2005 el expediente al fuero provincia para que investigara los presuntos delitos de incendio seguido de muerte, estrago agravado y lesiones culposas reiteradas. El mes pasado los jueces Alejandro Pagano Zavalía y Roberto Magraner, decidieron absolver a Zampata mediante la utilización del sistema de “omisión de debate” que había sido solicitada por el fiscal Daniel Curtale.


No obstante el fiscal había pedido que se condenara a Zapata a 3 años de prisión de cumplimiento en suspenso.

 

Según quedó constancia en la causa, la explosión en el galpón ubicado en Vito Dumas 280 de “Construcciones Guerra”, dejó un saldo de 46 heridos y tres muertos (Canderle, Sánchez y el propio Ceferino Guerra, responsable del lugar), convirtiéndose en  uno de los episodios más conmocionante acaecido en la historia de la capital fueguina.

Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
73%
Es equivocada
27%
Cargando...