Arrasó con dos manzanas del Parque Industrial y es considerado el incendio más espectacular de la historia de Río Grande. Las explosiones producto de los elementos químicos y aceites que no se podían precisar expusieron a Bomberos a un gran peligro al no saber qué tipo de fuego se combatía. A un año del incendio todavía el lugar no fue saneado y peor aún, no se ha establecido un protocolo para saber qué elementos guarda cada empresa. Bomberos Voluntarios aseguran que de ocurrir nuevamente un hecho similar “estaríamos en las mismas condiciones de incertidumbre”.
A un año del incendio del Parque Industrial todo sigue como antes
25/07/2013
RIO GRANDE

A un año del incendio del Parque Industrial todo sigue como antes


El incendio del Parque Industrial es recordado como el más impresionante en la historia de Río Grande. A un año del hecho todavía la zona no fue saneada y los Bomberos Voluntarios continúan reclamando un protocolo que permita determinar qué elementos químicos contienen las industrias, y aseguran que de presentarse un hecho similar, hoy se encontrarían en la misma situación de desconcierto que los sorprendió hace un año. 


El lunes 16 de julio de 2011 comenzaba el fuego en el depósito de la fábrica Carrier que luego se propagó a un depósito de la empresa Petropol; tambores con aceite y combustible iniciaron una serie de explosiones que se distinguían desde cualquier punto de la ciudad. Las llamas consumieron otros depósitos y una cartonera, y, aún por sobre la calle, tomaron la constructora Bestand y un depósito de Río Chico. 


Luego de tres días y un arduo trabajo de los bomberos se logró apagar el incendio que dejó como resultado un bombero herido; cinco galpones, tres viviendas y varios vehículos que fueron destruidos; y un suelo contaminado por los químicos, que hasta el día de la fecha no fue saneado. 


Ese día comenzó el reclamo de los voluntarios. Por un lado quedaron sin elementos de trabajo que quedaron inútiles luego del trabajo, cortaron calles y quemaron sus equipos arruinados por el aceite. Por otro, y más importante aún, el pedido para que cada industria radicada en la ciudad declare a través de un registro los químicos que almacenan para poder los bomberos saber qué clase de fuego combatir.


“No sabíamos a qué estábamos expuestos”, recuerda Walter Low, quien en ese momento se desempeñaba como subjefe del Cuartel de Bomberos Voluntarios de la ciudad. Hoy alejado de la institución no duda al afirmar que “si hoy se desatara un incendio similar estaríamos exactamente en las mismas condiciones y se produciría un nuevo desastre porque no se ha avanzado en nada”. 


Pascual Lombardo, presidente del Cuerpo de Bomberos asegura que “esa noche fue una noche muy complicada, no vamos a decir trágica porque por suerte no hubo ninguna desgracia personal, pero fueron tres días de mucho trabajo de todo el personal que se dedicó de lleno a tratar de combatir ese incendio”. El accionar heroico de los bomberos una vez más quedó demostrado durante esos días. 


“Tuvimos al chico al que se le calló el cable de electricidad en el cuerpo, que estuvo unas horas en el Hospital y después que le dieron el alta quiso volver nuevamente al lugar del incendio para seguir trabajando”, revivió Lombardo. 


Los reclamos que los bomberos manifestaron hace un año siguen siendo prácticamente los mismos. “Nosotros reclamos que en su momento era que teníamos que comprar el equipamiento que perdimos en ese incendio que lo pudimos volver a comprar con el aporte que hizo en ese momento la Municipalidad de Río Grande y con la ayuda de la gente de la ciudad porque el vecino se compromete con el bombero voluntario”. 


Sin embargo -asegura- que nunca tuvieron respuesta sobre la clasificación de los químicos que hay en cada galpón o fábrica del Parque Industrial y de la ciudad. “Lo más difícil en ese momento y que tratábamos de manejar con el municipio y gobierno era tratar de saber con qué elementos trabajan todas las industrias que están en la ciudad”, dice el Presidente de los Voluntarios. 


De hecho sostiene que “se lo hemos reclamado por nota, hemos mantenido reuniones pero al día de la fecha no hemos tenido ninguna respuesta ni se ha armado ningún protocolo como para saber qué almacenan las fábricas y de qué manera se puede llegar a atacar eso si llega a pasar algo”. 


Acusaciones cruzadas, pedidos de informes, un propietario que debe sanear el predio destruido por los aceites y que no lo hace, son algunas de las pocas certezas. Pero hay pocas respuestas del por qué a un año del incendio todavía el lugar no se saneó. 


El concejal Alejandro Nogar recorrió en varias oportunidades el predio y realizó pedidos de informes a la Municipalidad. “De los pedidos de informes todavía no se contestó ninguno”, dice. Además presentó un proyecto para que ya que el dueño del lugar no ha realizado el saneamiento, lo haga el municipio y después se lo cobre al propietario. 


“Ninguna de las dos cosas se hizo, recientemente se ha hecho como un movimiento de suelo y aparecieron residuos patológicos y no sé si lo hizo el privado o la Municipalidad”, explica. 


“Saneamiento del lugar no ha habido”, admite Nogar y eso está a simple vista porque en el lugar todavía a simple vista se ve la cantidad de aceite y el olor del material quemado. “No sé qué irán a hacer pero no se está cumpliendo con las ordenanzas”, asegura el concejal. 


Por otro lado asegura que el cuerpo de concejales “estamos trabajando en un proyecto viendo la forma de implementarlo, la clasificación de los químicos lo está pidiendo Bomberos Voluntarios, y realmente el que tiene injerencia ante una habilitación es bomberos de Policía. Obviamente es necesario saber qué hay adentro de cada fábrica”. 


“Los bomberos hace un año se encontraron con que afuera de los tambores decía una cosa y adentro había otra. Sabemos que hay químicos que cuando entran en contacto con el agua se transforman en peligrosos y ellos se dieron cuenta porque había un perro que estaba muerto pero no quemado”, sostiene. Nogar coincide con los bomberos.


 “Si hoy ocurriera un incendio de las mismas características estamos en el mismo lugar porque no se avanzó en nada. hay una ordenanza que especifica que los galpones que almacenan sustancias peligrosas en su exterior deben tener especificado que es lo que hay, que en Petropol no se cumplió, pero esos son los controles del municipio”. 


En tanto el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Río Grande, Agustín Tita, recuerda que “desde que ocurrió el incendio nosotros tomamos intervención junto con la gente de Desarrollo Sustentable de Gobierno que es la autoridad de aplicación en las cuestiones medio ambientales y en este tipo de daños. Es un trabajo conjunto en un principio por todo el tema de la limpieza y saneamiento de la zona”. 


Tita asegura que que “hemos solicitado al propietario que haga la limpieza, hasta hace un tiempo se había comenzado a realizar un plan de trabajo que había presentado el propietario para que lo limpien”. Pero a su vez el municipio pidió la intervención de la secretaría de Desarrollo Sustentable provincial “para que le marque al propietario un tiempo más conciso en cuanto a la limpieza porque evidentemente está pasando mucho tiempo y el trabajo de limpieza no se ha terminado de concluir”. 


Si bien señaló que “se han hecho algunas infracciones, hay una intervención del área legal del municipio que hoy tiene el tema en las manos porque dado el tiempo que ha transcurrido que la limpieza no se haya terminado de hacer amerita realizar otro tipo de presentación, llegado el caso que sea necesario y el área de legales lo considere así se realizará la presentación judicial”. 


“Hemos realizado multas por no haber cumplido con lo solicitado, con el programa de trabajo que había presentado en su momento el propietario, se han labrado multas por no haber cumplido con esto”, agrega. 


A esto se suma denuncias recientes y fotos que demostrarían, además de la evidente falta de saneamiento, la presencia de elementos de peligrosidad desconocida, lo que inició una investigación por parte del municipio. “Hace algún tiempo salieron algunas denuncias, se conocieron algunas fotos de gente que había encontrado algún tipo de elementos que se vio ahí, uno no sabe cuál es la procedencia o de dónde se han sacado esas fotos por lo que no podemos decir que esto sea así o no, también nosotros hemos hecho controles cuando supimos que se estaba haciendo algún tipo de movimiento de tierras o de manipulación de los elementos que estaban ahí”. 


Sin embargo Tita sostienen que es necesaria la colaboración de la Secretaría de Desarrollo Sustentable de la provincia que es el área de injerencia natural sobre este asunto. “A través de notas les hemos solicitado la intervención, hace dos semanas hemos hecho presentaciones y en este último mes le hemos pedido mayor intervención para que si tienen que tomar alguna resolución lo hagan acompañando la intención del municipio de que esto se termine de limpiar y que tengamos la certeza de que no tenemos ningún daño ambiental en el lugar”. 


También asegura que se trabaja en un protocolo para que de acuerdo a las actividades que desarrollan las empresas radicadas en el Parque Industrial se pueda saber a ciencia cierta lo que tienen y declaran. “En esto también tiene injerencia Desarrollo Sustentable que es la que interviene en cuestiones de manipulación de químicos tanto en la autorización como control”, agrega.

Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
73%
Es equivocada
27%
Cargando...