La Legislatura aceptó el veto parcial al proyecto de ley sancionado sobre la prohibición de funcionamiento de clubes nocturnos y con ello la normativa queda sin autoridad de aplicación. Según los Legisladores, el Ejecutivo puede definir a qué área de Gobierno le corresponde. Sin embargo, ante el vacío legal, la prohibición podría quedar en expresión de deseo. Legisladores dijeron que modificarán el texto si el Ejecutivo lo pide.
La prohibición de clubes nocturnos quedaría en expresión de deseo
04/06/2014
SIN AUTORIDAD DE APLICACION

La prohibición de clubes nocturnos quedaría en expresión de deseo

La Legislatura aceptó el decreto 1154/14 por el cual el Ejecutivo procedió al veto parcial del proyecto de ley que fue sancionado el 24 de abril mediante el cual se prohíbe en la Provincia la instalación, funcionamiento, regenteo, sostenimiento, promoción, publicidad, administración y/o explotación bajo cualquier forma, modalidad o denominación de manera ostensible o encubierta de whiskerías, cabarets, clubes nocturnos, boites o estable- cimientos y/o locales de alterne. 


El Ejecutivo vetó el articulado relacionado con la autoridad de aplicación, responsabilidad que quedaba en órbita de la Subsecretario de Comercio Interior. Ahora, de promulgarse la ley, la prohibición podría quedar en simple expresión de deseo, al haber un vacío legal cuando se tenga que poner en práctica la misma. Los legisladores opinaron que el Gobierno puede definir a la autoridad de aplicación y que si lo pide podrían modificar el texto de la normativa más adelante. 


El legislador radical Juan Rodríguez (bancada radical), dijo que la “Legislatura aceptó el veto parcial de la norma sancionada”, dijo, y explicó que se recomendó “al Ejecutivo, que sean ellos, quienes determinen la autoridad de aplicación”. 


“La ley puede ser promulgada aún sin el órgano de aplicación, porque está dentro de sus facultades poder reglamentarlo. Si no lo hiciera, todavía queda la facultad del cuerpo de presentar un proyecto modificando la Ley y dando instrucciones precisas de cuál es el órgano de aplicación”, contó. Sobre las repercusiones que generó este veto del Gobierno, Rodríguez aclaró que, “cuando se modificó, durante la sesión, no se tuvo en cuenta que el órgano al que le otorgábamos esa responsabilidad, no podía cubrir todas las pretensiones que tenía el texto de la ley”. 


Jorge Lechman, autor del proyecto en cuestión, aclaró que “en ningún momento en el veto de la Ley, el Poder Ejecutivo genera duda alguna acerca del espíritu de la norma, entendemos entonces, que la idea es más que clara y le solicitamos al Gobierno que comience a cumplir”, con la Ley.

Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
71%
Es equivocada
29%
Cargando...