La mujer acusada por haber asesinado a su bebe, dijo ante el Tribunal que “yo creía que el bebe no se merecía estar conmigo. No quería que viviera lo que yo había vivido y tenía miedo a la reacción de mi papá” (quien había reaccionado en forma muy violenta cuando su hermana se había quedado embarazada). Y sostuvo: “Yo no lo quería al bebé”. Conmovedor relato de cómo lo mató.
 Andrea Paola González Paduán: “Yo creía que el bebé no se merecía estar conmigo”
05/05/2016
DECLARACION ANTE EL TRIBUNAL

Andrea Paola González Paduán: “Yo creía que el bebé no se merecía estar conmigo”

“Yo no quería lastimarlo, yo no quería matarlo, yo quería darlo en adopción”, dijo en su declaración indagatoria, donde además indicó que “no sentí un lazo familiar con el bebé”. Dijo que lo miró por un rato y “no sentí ningún lazo emocional con el bebe y lo mire por un largo tiempo y no lo encontré”.


“Por qué me lo lleve. No sé por qué. Me lo preguntaron un montón de veces porque te lo llevaste y no lo dejaste, pero no se por qué lo hice” dijo ante los Jueces del Tribunal.


Sobre cómo fue que mató al bebé, la mujer dijo no recordar nada de lo ocurrido, por lo tanto, se le leyó lo que declaró durante la instrucción de la causa. Lo hizo el Secretario del Tribunal y allí narró que en la plaza del barrio Brown, tapó al bebe con su campera y lo comenzó a asfixiar tapando la boca y la nariz, pero seguía vivó.


Como en la plaza pasaba mucha gente, se fue de allí y siguió caminando hasta la escuela 34, donde decidió dejar al bebe envuelto en su campera en el piso y lo comenzó a pisar, pero el bebé seguía con vida. Así que caminó hasta el puente ubicado en Marcos Zar y 12 de octubre (a una cuadra de donde vivía), donde volvió a dejar al bebé en el suelo, envuelto en la campera y lo piso hasta darle muerte.


Cuando llegó a su casa vio que estaba su padre, su hermana y su sobrino. Dejó la campera con el bebé ya muerto en el armario y luego explicó que había estado en la guardia del Hospital y que se había hecho atender en ginecología. Dijo que luego de lavarse, se metió en la cama de sus padres.


“Es un caso que conmociona a todo el mundo, pero a la que más conmociona es a mi. Es un dolor que voy a llevar en mi corazón toda mi vida. Cuando veo un bebé ahora, me quiero matar. Pienso, cómo hice esto, pero si yo no soy asá. Esta totalmente fuera de mi comportamiento habitual en la vida. Me duele en el alma y este trastorno que padezco lo estoy tratando y no lo puedo creer El resto de mi vida voy a tener que vivir con el peso de que lo mate. No puedo creer lo que hice”, dijo.


Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
71%
Es equivocada
29%
Cargando...