El exjefe de la Unidad de Detención, Ricardo Héctor Rivero y los exagentes José Alberto Franco, Rubén Adrián Fernández y César Alberto González; están acusados de haber torturado a seis internos, en el sector del Lavadero.
 El viernes llega a juicio un caso de torturas ocurrido en la Unidad de Detención
24/10/2018
SUCEDIÓ EN 2008

El viernes llega a juicio un caso de torturas ocurrido en la Unidad de Detención

 

Por un hecho que sucedió en 2008, en la Unidad de Detención de Río Grande, tres penitenciarios y quien se desempeñaba como Jefe de la misma, serán llevados a juicio oral este viernes, en una causa por torturas que fueron denunciadas por los internos Walter Quiroz, Walter Carballo, Alberto Emiliano Seco, René López, Cesar Maximiliano Escobar y Luis Miguel López Villarroel.

El Fiscal Mayor Guillermo Quadrini es quien lleva adelante la acusación y en la elevación de la causa a juicio señala que los funcionarios penitenciarios de la Unidad Nº 1, José Alberto Franco, Alberto González y Rubén Adrián Fernández, en el horario de las 9 y las 13.00 del 22 de diciembre de 2008, impusieron torturas a personas legítimamente privadas de la libertad. También está imputado el ex Jefe de la Unidad Penitenciaria, Ricardo Héctor Rivero.

El doctor Quadrini expresa que la aplicación del mecanismo de torturas implicaron para los internos “padecimientos físicos e imposición de sufrimientos psíquicos, consistentes en hacinamientos producidos en el piso del lavadero de la Unidad, donde los obligaron a colocarse boca abajo”.

En ese ínterin, según la descripción del Fiscal, se dio inicio a una serie de “conductas aberrantes y aflictivas hacía los internos”.

Respecto de los imputados Franco y Fernández, durante la etapa de instrucción, se acreditó que “estuvieron en el lavadero cometiendo las prácticas de torturas”, mientras que en el caso de González, quien oficiaba como “fiscalizador, se encontraba supervisando en todo momento las conductas descriptas”.

Sobre el coimputado Rivero, quien era Jefe de la Unidad Penitenciaria, según consta del requerimiento del Fiscal Mayor, el día de los hechos, “omitió y dejó que los acontecimientos se desarrollaran en las formas y circunstancias acreditadas con las consecuencias desvaliosas conocidas, pese a estar en conocimiento acabado de la forma ilícita en la que procedían sus subordinados González, Franco y Fernández”.

En consecuencia, “no adoptó la más mínima medida funcional que impidiera su consecución dada la posición de garante que le confiere el mandato impuesto legalmente”, detalla el escrito del doctor Quadrini.

 

 

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me gusta
    %
  • No me gusta
    %
  • Me es indiferente
    %
Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
73%
Es equivocada
27%
Cargando...