En su alegato del miércoles, el Dr. Javier Da Fonseca aseguró que las responsables de la situación de su defendido, son “las feministas que tanto mal le han hecho al derecho”. El fallo se conocerá el próximo 25 de junio.
El abogado del ex sacerdote Cristian Vázquez acusó a “las feministas radicalizadas”
15/06/2019
JUICIO POR ABUSO SEXUAL

El abogado del ex sacerdote Cristian Vázquez acusó a “las feministas radicalizadas”

Durante la última jornada del juicio que se le sigue en Río Grande al sacerdote Cristian Vázquez, acusado de abusar sexualmente de una adolescente de 13 años en el 2012, se destacó el discurso de su defensor. Recién en 2016 la chica pudo contarle a su mamá lo ocurrido y la mujer hizo la denuncia penal.

El abogado de Vázquez, Javier Da Fonseca, prestó el miércoles el último de los alegatos del proceso y solicitó la absolución de su defendido por “falta de pruebas”. Como estrategia, el abogado planteó la “insuficiencia” de evidencias para condenar al sacerdote, y sostuvo que “la nueva corriente feminista genera distorsiones en el paradigma judicial”, y afirmó que con eso, “ante la ley, los hombres están en desigualdad frente a las mujeres”.

Da Fonseca indicó que su defendido llegó al proceso “por culpa de las feministas radicalizadas, que tanto mal le han hecho al Derecho en los últimos cien años e insistió en que deben desestimarse las acusaciones ya que no hay testigos que avalen los dichos de la niña.

Por su parte la fiscal Laura Urquiza consideró que Vázquez es culpable de los abusos cometidos contra la adolescente que ahora tiene 18 años, y solicitó una condena de 11 años de prisión.

La fiscal estimó que el cura debe responder por los delitos de “abuso sexual simple” (dos hechos) y “abuso sexual con acceso carnal” (un hecho) en todos los casos “agravado” por su condición de religioso.

En tanto el abogado Francisco Ibarra, que representa a la víctima, requirió en su alegato una condena de 16 años de cárcel, y afirmó que las pruebas contra el acusado “son muy sólidas” y les otorgan “gran verosimilitud y credibilidad al propio testimonio de la víctima”.

El cura de 39 años trabajaba en la parroquia Virgen del Carmen, en Río Grande, cuando se produjeron los episodios que fueron denunciados por la madre de la adolescente. El sacerdote se encuentra en libertad, pero fue separado de la iglesia luego de un proceso de la justicia canónica.

El Tribunal Oral en lo Criminal de la ciudad de Río Grande fijó para el próximo martes 25 de junio la fecha del veredicto, oportunidad en que el ex sacerdote podrá hacer uso de la palabra para ejercer su defensa.

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me gusta
    %
  • No me gusta
    %
  • Me es indiferente
    %
Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
72%
Es equivocada
28%
Cargando...