Autoridades del Municipio de Río Grande entregaron los certificados a las mujeres que hicieron el curso de cuidadoras domiciliarias en un acto que se desarrolló en dependencias del Hogar “San Vicente de Paul”. También se dejó inaugurada una nueva sala –que da sobre la calle Luis Py al 735- la Sala Cultural “Hermanas Roberts”, en la cual ya se están dictando cuatro cursos para chicos.
Entregaron certificados a cuidadoras domiciliarias e inauguraron la Sala Cultural “Hermanas Roberts”
09/01/2012
Río Grande

Entregaron certificados a cuidadoras domiciliarias e inauguraron la Sala Cultural “Hermanas Roberts”

Este jueves, en dependencias del Hogar “San Vicente de Paul”, se realizó la ceremonia de entrega de certificados a las mujeres que hicieron el curso de cuidadoras domiciliarias que se realizó desde julio a diciembre del año pasado. También en la oportunidad, se dejó inaugurada una nueva sala –que da sobre la calle Luis Py al 735- la Sala Cultural “Hermanas Roberts”, en la cual ya se están dictando cuatro cursos para chicos.

El evento contó con la presencia del presidente de la Sociedad de San Vicente de Paul a nivel nacional, Javier Obligado, la presidente de la Comisión Administradora, Conferencia Río Grande, de la mencionada institución, Rachel de Apolinaire, el Secretario de la Producción del Municipio de Río Grande, profesor Gustavo Melella y la responsable del Hogar, Elba Nimer, entre otras personas.

Asimismo, durante el acto se descubrió  una placa de Honor con la nómina de integrantes de la Primera Comisión, la cual inició sus actividades en Río Grande, en el año 1943. 

La señora Rachel de Apolinaire agradeció a todas las personas e instituciones, especialmente Municipio de Río Grande, a través de la Secretaría de la Producción, por el apoyo brindado y también hizo lo propio con los profesionales y especialistas que dictaron el curso a las flamantes cuidadoras domiciliarias, como el Dr. José “Pepe” González; al enfermero Julio Cuenca, Paula Núñez; los doctores Gustavo Tello, Ana María Rabuffetti –fonoaudióloga-, entre otros. “Los doctores que nos acompañaron como profesores, son gente generosa de Espíritu”, reflejó y agregó: “Felicitamos a todas las chicas que se reciben hoy en este curso; porque han tenido que acomodar su vida, la atención de sus propias familias y sobre todo, tener ganas”, destacó la señora Apolinaire.

Recordó que “cuando a nosotros se nos ocurrió que esta podía ser una buena tarea, valoramos muchas cosas; pero por sobre todas las cosas, nos interesa la persona; queremos que la gente esté bien, porque eso es lo importante”.

El profesor Gustavo Melella, por su parte, también brindó unas palabras exhortando a que “todos tendríamos que ser servidores públicos, preocuparnos por el prójimo. Este oficio de ustedes, de cuidadoras domiciliarias, tiene un perfil muy especial porque deben brindar un servicio, especialmente para aquellos que no están muy bien, especialmente los ancianos. Sentirse en el otro, al que sirven, tiene un componente muy significativo y está relacionado con el amor, el cariño y la caridad”, destacó.

En tanto, dirigió  también unas palabras el presidente de la asociación a nivel nacional, Javier Obligado, agradeció al Municipio de Río Grande “por haber apoyado este proyecto, a la Comisión Directiva, a los profesores y a ustedes, las cursantes de la primera promoción, que quisieron capacitarse y pensar que San Vicente es una manera de ayudar al prójimo, que es lo más importante”.

Por último auguró que “este no sea el primero ni el último curso; esperamos contar con más profesionales y seguir contando con el apoyo de la Comisión Directiva y la Secretaría de la Producción del Municipio, porque también esta especialización tiene una salida laboral”

 

“Lo importante es dar mucho amor”

 

Una de las jóvenes recibidas, Irma Graciela Contreras, resumió en nombre de las cursantes, que “estamos muy contentas porque estábamos esperando desde hace bastante tiempo este reconocimiento; más allá de los sacrificios que las chicas han llegado a hacer, sobre todo que ellas trabajan acá, por los horarios del curso”.

Aseguró también que esta promoción, que no ha faltado un solo día de clase porque era un objetivo autoimpuesto, “ha sido un grupo muy armonioso, muy unido, con toda la gente profesional que nos apoyó y nos enseñó. Nos gustaría seguir aprendiendo más cosas y que podamos seguir adquiriendo más conocimientos en esta profesión de ayudar al prójimo, especialmente a los abuelos, que llegan a esta edad enfermos, solos, porque muchas veces los familiares están lejos de ellos. Por eso es importante darles amor”.

Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
53%
Es equivocada
47%
Cargando...