Se trata de uno de los testigos que declaró minutos antes de la medianoche ante el Tribunal de Juicio de Ushuaia. Relató que lo contrataron como capitán de navegación para navegar un velero desde Buenos Aires hasta un puerto de España. Precisó ante el Tribunal que invitó a Claudio Prada para que lo acompañara y que durante el viaje detectaron una falsa pared en la embarcación tras la cual estaba oculto el cargamento de cocaína. Debido a que la embarcación se averió decidieron dejar la mercancía oculta en una playa de Brasil. Cada vez cierra más la hipótesis de que a Prada lo asesinaron por un ajuste de cuentas vinculado al cargamento de droga.
Juicio por el Crimen de Prada: testigo admitió que encontraron 100 kilos de cocaína en un velero
09/01/2012
Un relato de película

Juicio por el Crimen de Prada: testigo admitió que encontraron 100 kilos de cocaína en un velero

La jornada del Juicio en el que se trata de establecer los pormenores que derivaron en el asesinato de Claudio Parada en junio del año pasado, transcurrió ayer con declaraciones testimoniales que se extendieron hasta las 23 horas luego de que el debate iniciara cuando los cuatro imputados se negaron a declarar. No obstante el testimonio más trascendente fue el ofrecido por un hombre de apellido Fontana quien arrancó anticipando a los jueces que iba a modificar su declaración con respecto a la que había prestado al inicio de la investigación del crimen de Claudio Omar Prada.

Fontana explicó a los jueces que hace un par de años fue contratado por su condición de capitán de barcos por una persona del norte del país para que trasladara una embarcación desde provincia de Buenos Aires hasta España. Al parecer quien adquirió la embarcación residía en España o tenía lazos comerciales en ese país.

Fontana señaló que como era amigo de Prada éste lo acompaño en el viaje de navegación. Precisó el testigo que le había llamado la atención de la cantidad de bidones de combustible que había a bordo del velero, ya que eran más de 30 los mismos. Durante el viaje fueron consumiendo dicho combustible y la embarcación comenzó a tener averías.

En ese periodo dijo que sobre las costas de Brasil descubrieron una falsa pared que cuando salieron no se observaba porque los bidones la tapaban y que al verificar más minuciosamente encontraron que detrás de la misma había un cargamento de droga. Con la embarcación averiada y con la mercancía encima dijo que tuvieron temor y que decidieron ocultarla en una playa de Brasil, dejando sentada su ubicación establecida por GPS.

Fontana dijo que contactó por teléfono satelital a quien lo había contratado y que luego de algunas conversaciones dicha persona no atendió más sus llamados. Por tal razón decidió retornar a la Argentina tras dejar el velero en un puerto de Brasil.

Que transcurrido un tiempo Prada le comentó que había iniciado contactos con Diego Pérez, un ushuaiense con contactos en Brasil, para comercializar la cocaína. Ante dicha circunstancia Fontana manifestó ante los jueces que le dijo a Prada que no se metiera con ese tema e intentó disuadirlo para desistiera de su actitud.

Fontana manifestó a los jueces que él no era un narcotraficante y que como capitán estaba haciendo un trabajo de buena fe porque lo contrataron hasta que descubrió la mercancía. Además admitió que desde que descubrieron el cargamento íntimamente pensó que era hombre muerto y palabras más o palabras menos hasta dejó entrever que no entendía como podía estar aun vivo declarando en el juicio.

Con semejante testimonio cada vez toma más fuerza que a Prada lo mandaron a matar por un ajuste de cuentas, aunque según quedó determinado en instrucción, sería debido a diferencias por la venta del estupefaciente y no por parte de los dueños verdaderos de la mercancía.

Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
52%
Es equivocada
48%
Cargando...