Los diputados de ARI Leonardo Gorbacz y Carlos Raimundi, este último candidato a Gobernador por la provincia de Buenos Aires, solicitaron la intervención de la justicia por la irresponsabilidad en el manejo de la seguridad aérea. Los parlamentarios piden que se investigue el accionar de la cúpula de la Fuerza Aérea e inclusive la responsabilidad que pudiera caberle a la propia Ministro de Defensa, Nilda Garré.
Gorbacz y Raimundi llevaron a la justicia la problemática de la seguridad aérea
09/01/2012
PRESENTACIÓN DE LOS DIPUTADOS DEL ARI

Gorbacz y Raimundi llevaron a la justicia la problemática de la seguridad aérea

Los diputados de ARI Leonardo Gorbacz y Carlos Raimundi, este último candidato a Gobernador por la provincia de Buenos Aires, solicitaron la intervención de la justicia por la irresponsabilidad en el manejo de la seguridad aérea. Los parlamentarios plantean la posible “comisión del delito contemplado en el artículo 190 del Código Penal”. Dicha norma contempla la pena de prisión para quien a sabiendas ejecutare cualquier acto que ponga en peligro la seguridad de una nave, construcción flotante o aeronave. Los parlamentarios piden que se investigue el accionar de la cúpula de la Fuerza Aérea e inclusive la responsabilidad que pudiera caberle a la propia Ministro de Defensa, Nilda Garré. Como prueba documental, los aristas presentaron copia de dos actas, una suscripta en Ezeiza y la otra en la Ciudad de Buenos Aires, que surgen luego de un par de reuniones realizadas a finales de marzo, con el objeto de fijar los criterios para la programación de vuelos a partir del 30 de marzo y hasta que se restablezca definitivamente la operación con Radar, entre la Fuerza Aérea, el Ministerio de Defensa, el ORSNA, la Subsecretaría de Transporte Aerocomercial, representantes de Aeropuertos Argentina 2000, empresas aerocomerciales y miembros de algunas agrupaciones de trabajadores. Los diputados alertaron que “desoyendo las advertencias de quienes entendemos son los expertos en el tema, pues conocen de las necesidades y limitaciones del modo manual, se habría puesto en peligro la seguridad del tránsito aéreo y la vida de miles de personas. Situación que continúa hoy día, dada la vigencia de las actas referidas”. Agregan además que a pesar de la oposición expresa de los controladores aéreos, “se acordó operar con una separación de vuelos de 5 minutos, las 24 horas del día; cuando lo adecuado, según lo manifestado por los controladores, debiera ser mantener intervalos no menores a 10 minutos”. En la actualidad, tanto en Aeroparque como en Ezeiza, los controladores están operando de forma manual, lo que implica que los pilotos le cuentan verbalmente por radio al operador dónde están y cuál es su nivel de vuelo, pero el controlador no tiene manera de verificarlo, por lo que un mínimo error cometido por un piloto o la falla de algún equipo de navegación, puede generar una catástrofe.
Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
55%
Es equivocada
45%
Cargando...