Ante la confirmación de que se realizarán fumigaciones en el Centro Austral de Investigaciones Científicas para controlar la plaga, ARAF repudió el uso de venenos y la introducción de virus propuestos por la institución y presentó un amparo en la Justicia
Matanza de conejos en el CADIC despertó el enojo de las protectoras de animales
18/05/2020

Matanza de conejos en el CADIC despertó el enojo de las protectoras de animales

La asociación Amigos del Reino Animal Fueguino (ARAF) y Asociación de Funcionarios y Abogados para la Defensa de los Animales (AFADA) presentaron un amparo en la justicia para detener la matanza de conejos silvestres dentro del predio del Centro Austral de Investigaciones Científicas (CADIC). La medida, surgió luego de que el investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y del CADIC, Dr. Adrián Schiavini, ratificara que la institución realizaría un control de plagas mediante fumigación,  para eliminar a unos 50 conejos que construyeron sus madrigueras bajo los cimientos del edificio.

“Estas cuevas, o madrigueras, están acabando con los cimientos del CADIC”, explicó el científico en declaraciones a FM Artika y detalló que los conejos han hecho agujeros a lo largo de toda la tierra debajo del edificio, por lo que se usará en el lugar un gas de fumigación estándar para el control poblacional de roedores para luego realizar la extracción manual de los animales.

Para el científico, el aislamiento a causa del COVID-19, es un buen momento para que los animales se reproduzcan porque no hay control, por lo que consideró urgente tomar medidas al respecto.  “Cuando el hombre deja de producir el disturbio de su actividad cotidiana, los animales encuentran un lugar más tranquilo para movilizarse, entonces se exponen más. Hoy podemos ver unos 50 conejos en el CADIC y si estos llegaran a la zona cordillerana del bosque fueguino serían de alto riesgo, por lo que debemos utilizar las técnicas probadas para la misma especie que se usan en otros contextos”.

Inmediatamente, los dichos de Schiavini generaron el repudio de ARAF y AFADA,  que a través de las redes sociales rechazaron esa posibilidad. “Reducir la población de conejos” es decir hacer una matanza de conejos envenenándolos” dijeron.

Para las proteccionistas, Schiavini “aduce que los conejitos hace décadas están trabajando abajo del edificio, y que colocan en peligro la infraestructura del CADIC ya que debajo de este hicieron madrigueras de punta a punta. Y la idea mentada de este hombre es salir a erradicarlos, con unas pastillas de fosfuro de aluminio, con Gas Fosfina (extremadamente tóxico para cualquier ser vivo) y clasificado por la OMS: en categoría IA como extremadamente tóxico”.

“Dice que no hay estrategias actualmente que no pasen por matar a estos animales, por ello quiere introducir un VIRUS que provoca la fiebre hemorrágica en los conejos

Su solución sería: aprovechar la cuarentena, ya que el edificio está cerrado para comenzar a envenenar y realizar una extracción manual mediante la cacería, al remanente de animales que hayan sobrevivido al envenenamiento”, indicaron con enojo desde ARAF.

Las proteccionistas repudiaron además los dichos de Schiavini, quien durante la entrevista recordó que en la década del 80 en Ushuaia se introdujo un virus para exterminar a los conejos, que les provocaba mixomatosis  una enfermedad que se caracteriza por la presencia de tumores en la cara y extremidades de los animales afectados y en las membranas mucosas, particularmente en cabeza y genitales. Después suele evolucionar a conjuntivitis aguda y a veces ceguera. El conejo se vuelve apático, pierde el apetito y desarrolla fiebre. En los casos típicos en que el animal no posee resistencia, la muerte acontece de media en trece días.

“Nunca podremos olvidar esa barbarie, este virus se difundió rápidamente en el Parque Nacional de Tierra del Fuego y como resultado se veía deambulando a los conejos ciegos”, recordaron.

“Este biólogo aduce que la otra solución podría ser cercar el predio del CADIC, pero eso sería muy caro. Y lo peor de todo en su concepto es que no necesitan ninguna instrucción ya que lo harían dentro de su predio, lugar privado de un ente. Y espera con ésta acción, inspirar a otros propietarios y al Gobierno Provincial a realizar lo mismo”, expresó la protectora.

Tras el repudio, ARAF presentó una denuncia en la comisaría 2°   y el sábado, con el patrocinio de  AFADA presentó una acción de amparo ante la Justicia Provincial, “que se ordene a CADIC que en forma provisoria y hasta tanto se pudiera arribar a una sentencia definitiva, se abstenga de realizar cualquier acto que pueda afectar los derechos de los animales no humanos reconocidos como sujetos de derechos por la jurisprudencia imperante como así también en protección del ambiente del predio mencionado”.

“Para ello, el CADIC deberá cesar en forma inmediata en todo tipo de actividad o práctica destinada a exterminar a la población de conejos que habitan el predio, que a su vez implica la potencialidad de alterar de manera directa el ambiente”, solicitaron al juzgado de turno, que se conocerá en el transcurso del día de hoy.

El Sureño

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me gusta
    %
  • No me gusta
    %
  • Me es indiferente
    %
Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
53%
Es equivocada
47%
Cargando...