El director del Hospital de Puerto Deseado, Gustavo Mirón, confirmó que hay correntinos y entrerrianos en la tripulación, pero todavía no se sabe el número exacto, ya que hoy, en horas de la mañana, recién se realizará un relevamiento detallado.
Tripulantes de un barco tangonero permanecen aislados con COVID-19
24/08/2020
PUERTO DESEADO

Tripulantes de un barco tangonero permanecen aislados con COVID-19

Se trata de un tangonero que quedó aislado en Puerto Deseado hace tres días. Desde el hospital local advirtieron a época que todavía no conocen el número exacto de personas de cada provincia.

Los 29 tripulantes del barco Aresit, propiedad de la empresa Pesquera Puerto Deseado, fueron diagnosticados con coronavirus y deberán realizar una cuarentena de 14 días en dos naves diferentes.

El capitán del barco que se dedica principalmente a la pesca de langostinos, Ricardo Soto, precisó a medios locales que entre los integrantes hay personas provenientes de distintas partes del país, sobre todo del Norte, como Rosario y Corrientes.

Este sábado, un diario digital de Corrientes aseguró que 15 provenían del Taragüí. Una afirmación que fue replicada por otros medios, pero que no es del todo cierta.

El director del Hospital de Puerto Deseado, Gustavo Mirón, dialogó en exclusiva con diario época y confirmó que hay correntinos y entrerrianos en la tripulación, pero todavía no se sabe el número exacto, ya que hoy, en horas de la mañana, recién se realizará un relevamiento detallado.

“En total, hay 22 pacientes asintomáticos y 7 presentan algunos síntomas leves, como resfrío y molestias musculares”, detalló el especialista. Para mejorar el abordaje terapéutico, ambos grupos fueron divididos y alojados en dos barcos distintos, propiedad de la empresa.

Sobre el origen del contagio, Mirón dijo que el barco partió de la localidad sureña el 28 de julio y sólo recibió nuevos trabajadores desde Puerto Madryn. “Ese puede ser el nexo, pero es sólo una sospecha”, acotó.

Desde el centro de salud local, aseguraron que los hombres permanecerán en aislamiento hasta recibir el alta médica. “La presencia de argentinos desde el Norte esta temporada constituyó un grupo de 500 personas”, cifra que arroja un panorama de la importancia de la actividad económica. Solo seis de la tripulación pertenecen a Puerto Deseado.

Mirón señaló que hoy continuarán con las tareas en el barco a fin de identificar la procedencia de cada uno de los marineros. Recién a la tarde se conocerá el número exacto de correntinos implicados y de qué municipios son originarios.

Las sospechas se originaron hace una semana, luego de que se registraron dos casos positivos de COVID-19. Tras esa detección, un laboratorio local realizó testeos a todos los embarcados que reportaron diagnósticos positivos.

 

La historia se repite

En julio pasado, algo igual ocurrió en el pesquero Echizen Maru, que ancló en Ushuaia con 57 casos de coronavirus, entre ellos había 43 correntinos.

La nave no tuvo contacto con personas de ninguna otra embarcación durante los 35 días de navegación en los que sus tripulantes empezaron a presentar síntomas de la enfermedad.

La lupa de la opinión pública sureña fue puesta otra vez sobre los controles que se realizan para acceder a trabajar en los barcos. En evidencia quedó que no todos son seguros.

Vale remarcar que los marineros del Echizen ya volvieron a la provincia tras recibir el alta.

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me gusta
    %
  • No me gusta
    %
  • Me es indiferente
    %
Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
53%
Es equivocada
47%
Cargando...